El Programa de Tamizaje Neonatal establece estrategias de su atención frente al COV19

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 
 
Con sólo cuatro gotas de sangre del talón de recién nacido,se detectan enfermedades congénitas.
El tamizaje neonatal es un examen que nos permite identificar dentro de una población de recién nacidos sanos a bebes sospechosos de tener enfermedades como Hipotiroidismo Congénito, Hiperplasia Suprarrenal Congénita, Fenilcetonuria y Fibrosis Quística. El diagnóstico y tratamiento oportuno de estas enfermedades pueden prevenir la muerte o la discapacidad y permitir que los niños alcancen su máximo potencial. Para ello se utilizan unas gotas de sangre del talón del recién nacido, las cuales se colocan en un papel especial y posteriormente son procesadas en el laboratorio.
El Hospital San Bartolomé es uno de los Centros de Referencia Nacional de Tamizaje neonatal el cual inició con un programa piloto en el año 2009 y se estableció como Programa de Tamizaje Neonatal a partir del año 2015. A la fecha se han realizado más de 307,000 tamizajes neonatales, lo cual nos ha permitido diagnosticar y tratar de manera oportuna a 182 pacientes evitando complicaciones como el retardo mental, la muerte neonatal temprana. Así mismo el equipo multidisciplinario conformado por profesionales altamente especializados como endocrinólogos pediatras, neumólogos pediatras, gastroenterólogos pediatras, neurólogos pediatras, genetistas, neonatólogos, pediatras, médicos patólogos clínicos, enfermeras, tecnólogos médicos, radiólogos, que participa en su diagnóstico y tratamiento ha permitido que estos pacientes tengan un adecuado crecimiento y desarrollo y sobre todo ha brindado tranquilidad a estas 182 familias.
El Programa esta imbuido de una mística de servicio, lo que implica disponibilidad de atención al paciente en todo momento, y que ha hecho que a pesar de la adversidad durante este tiempo de pandemia, el programa no se haya detenido en ningún momento, y seguimos en la lucha por una niñez más saludable. índico
la Dra. Karen Sotil Bindels